GRADOS DE PROTECCIÓN IP

¿Qué son los grados de protección IP?

Los grados de protección IP corresponden a las siglas Ingress Protection, un grado de protección que se regula a través de la normativa internacional IEC 60529. Se refiere al grado de protección que tienen los equipos y componentes electrónicos hacia la entrada de agentes externos, como el polvo, el agua, etc. Nos indica si ese producto es apto para ser instalado en una zona determinada.

Los grados de protección IP van seguidos de unos dígitos, que nos indican el alto o bajo nivel de protección sobre ese agente. El primer dígito hace referencia al grado de protección frente a los sólidos, como el polvo o insectos. El segundo dígito hace referencia al grado de protección frente a los líquidos, como el agua o la humedad. Existe un tercer dígito, pero sólo se utiliza en determinados países. Éste nos indica el grado de protección sobre los impactos.

 

Tipos de grados de protección IP más comunes

IP20

Para un producto pensado para instalarse en el interior, como una bombilla. Puesto que no estará expuesta de forma expresa a agentes agresivos. En el interior de una vivienda, por ejemplo, el salón.

IP44

Este grado de protección se encuentra muy estandarizado en productos, ya que protege de forma básica sobre agentes sólidos y líquidos. Podríamos utilizarlo para la zona general de baño, como por ejemplo la iluminación del espejo de pared.

IP54

El grado de protección 54 nos permite instalar los productos en una zona relativamente húmeda, como un baño. Pero no para sumergirse. Lo podríamos incluir en la zona de ducha.

IP65

Este tipo de protección se utiliza como necesaria para productos que van instalados en el exterior, como proyector de jardín, por ejemplo. Están preparados para soportar polvo, suelo y lluvia. También para recibir entrada de agua desde cualquier ángulo.

IP67

El grado de protección 67 está preparado para ser sumergido en el agua, a poca profundidad y, dependiendo del fabricante, durante un tiempo determinado. Pero por lo general, es un producto preparado 100% para exterior.

 
IP68

Este grado de protección es el más elevado hasta la fecha. Corresponde a los productos que pueden sumergirse por completo dentro del agua de forma permanente, y soportan cualquier tipo de agente sólido. Este producto lo podemos instalar en una piscina, por ejemplo.

 

Antes de elegir la tipología de un producto, como una lámpara o una bombilla, debemos pensar a qué zona queremos destinarla para poder determinar su funcionalidad.

Si no sabes cuál es el producto que mejor se adapta a tus necesidades, consúltanos.

 

Podrás disfrutar de este artículo y muchos más en www.suministradora.com

Artículo cedido a Suministradora del Vallés.